¿Te gusta practicar deporte y/o ejercicio físico intenso y con mucha fuerza? 

¡Cuidado con tu Suelo Pélvico!

¿Te encanta hacer ejercicio? ¿Tienes alguna pequeña fuga de orina, a veces, cuando practicas ejercicio o realizas algún esfuerzo?

¿Sientes que haces mucho esfuerzo en tu rutina de ejercicio pero no ves resultados? o ¿Haces mucho esfuerzo y ves muy pocos resultados?

¿Sientes dolor de espalda baja y molestia en rodillas cada vez que haces ejercicio ?

Seguro estás trabajando sin un suelo pélvico activo e integrado.

Creeme que se lo que es esto, practicar ejercicio y ver pocos resultados es desalentador, así que te desanimas y vuelves a tener esa flojera para seguir, o al contrario, te esfuerzas más y más y tu cuerpo te pide más cada vez! ufff.

He contado muchas veces que yo fui una chica Fitnes, obsesionada con el «buen cuerpo», así que me pasaba horas diarias haciendo ejercicio, cientos de abdominales, lagartijas, pierna, nalga etc. para darme cuenta que nunca estaba contenta al 100%

Siempre me veía «DEFECTOS» 😢, nunca estaba feliz con mi cuerpo esforzado 🤦‍♀️.

Hasta que encontré el Método Feldenkrais, aprendí a relacionarme con mi cuerpo desde un diálogo y no una imposición que mi mente le hacía, aprendí a sentirlo y respetarlo, a amarlo.

Después conocí el método Periné y Movimiento®  y aprendí que es posible hacer menos esfuerzo y tener resultados más rápido y con más permanencia, sin tanto desgaste, así que me lancé a Francia a estudiarlo y a certificarme (ya te contaré esta genial historia de cómo llegué al sur de Francia 😉).

Desde hace 13 años entonces, que me dedico a compartir las sesiones de Método Feldenkrais y desde hace 6 años comparto también mi experiencia y conocimiento sobre el Método Periné y Movimiento® (única en México con esta certificación) para aprender a conocer, sentir y mover de manera saludable e integrar el piso pélvico, mejorando la postura, el movimiento y funciones corporales como digestión, sexo 😊, habilidad para parir, y reduciendo las probabilidades de padecer problemas de control de esfínteres por presión, que ocurre cuando hacemos ejercicio intenso y/o con malas posturas, que a veces ni se ven, pasan desapercibidas, hasta que hay un problema.

Entérate cómo puedes cuidar de tu piso pélvico ¡Y seguir practicando tus rutinas físicas!

De entrada te preguntaré, ¿Sabes qué es el suelo o piso pélvico?

Tal vez tengas una idea general, o de plano no tengas ni la menor idea.

Te diré que es la zona más baja de tu pelvis en donde se insertan músculos y ligamentos muy fuertes, está delimitada por 4 huesos pélvicos y sostiene a vísceras de la pelvis menor como la vejiga, el útero, el recto, y en el caso de los hombres la próstata. 

¿Cuál es su, o sus funciones en nuestro  cuerpo?

Te sorprenderías de la importancia que esta zona tiene para tu salud integral.

Empezaremos por la más difundida, y por la cual algunos varones piensan que ellos no tienen suelo pélvico, o que no es importante que lo cuiden.

El Parto

Es el canal en donde sucede el parto y el espacio en donde se desarrolla el embarazo. Ambos procesos provocan una gran presión en la musculatura, vísceras y órganos. De manera que es uno de los factores que pueden debilitar o hacer disfuncional la zona del piso pélvico.

Canales de micción y defecación

Justamente es en esta zona en donde se encuentran los esfínteres de la uretra y el ano, los cuales además de su función de excretores de orina y desechos sólidos, poseen musculatura postural, es decir,  al padecer algún problema de control de esfínteres, éste no solo afectará la eficacia de la eliminación, sino la manera de movernos y organizarnos estructuralmente, es decir, ¡afectará la postura!

Receptor de presión y empuje.

Por ser la parte más baja del tronco, recibe el peso y presión del mismo, provocando muchas veces una sobre carga de empuje hacia el piso y mucho peso, que le da a tus rodillas y espalda baja más trabajo del que es necesario. Especialmente cuando se practican deportes o ejercicios que dan mucha presión e impacto a los músculos del piso pélvico, aunado a la falta de una eficiente organización motriz, es decir, a un uso desequilibrado de la musculatura corporal, de la cual no se es consciente hasta que hay algún problema, que se puede detectar y mejorar con un trabajo de sesiones de educación somática como Método Feldenkrais.

¿Qué pasa si empiezo a conocer e integrar la conciencia del movimiento de mi suelo pélvico a mi día a día?

Cuando empezamos a percibir y aprender cómo trabajar el movimiento con el cuerpo en unidad, integrando cada parte y a ser conscientes de esto, tendremos un aprovechamiento óptimo de la mecánica corporal, por lo tanto, además de evitar lesiones en la estructura músculo esquelética, optimizamos los beneficios de nuestra práctica deportiva o del ejercicio que ya realizamos.

Además la sensación de bienestar por un movimiento con menos esfuerzo y más ligereza, es una sensación de bienestar y ligereza mental también.

Date el tiempo de conocer y aprender a usar, cuidar y optimizar las funciones de tu Suelo Pélvico.

Ven a la clase gratuita este miércoles 12 de febrero en 

Juan José Ríos 610.Colonia San Pablo. Colima, Col. de 19 a 20:30 hrs.

whatsapp 312 152 91 38.

Trae ropa cómoda.

impartido por Claudia Espriella

Certificaciones en Método Feldenkrais®, Periné y Movimiento® y Sinovi: un método de movimiento para las articulaciones®. Creadora de Gimnasia sin Esfuerzo©, una forma de ejercitarte sin esfuerzo y sin lastimarte , y profesora desde hace más de 25 años de Baile para todos y coordinación rítmica. 

Haz click aquí y Regístrate. Reserva tu lugar, solo 10 espacios.

Te comparto esta entrevista, en la revista Cuerpo Mente, de mi maestra de formación Blandine Calais, , sobre tonificar el suelo pélvico. 

Un abrazo 

Claudia Espriella 🙏

Ejercicios para tonificar el Periné

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *